Categoría: Aficiones


El porno online, el mejor entretenimiento otoñal


A todos los que nos gusta el deporte al aire libre nos da algo de pena que acabe el verano, y que con la llegada del otoño las temperaturas bajen, los días se acorten y el tiempo de estar fuera de casa por fuerza haga más reducido. Muchos son los que echan mano entonces de los gimnasios esperando al próximo verano, y aunque no hay nada reprochable en eso, también hay que aprender a estar en casa y disfrutar de otras cosas: en otras palabras, buscar otros hobbies más caseros. Y yo hace tiempo que encontré uno perfecto: estar en el sofá, abrir mi pc, y entrar en http://supraporno.com/, o en alguna otra web parecida, aunque ésta es de mis preferidas.

Es un hecho estudiado y confirmado que cuando ves porno tu cerebro, y por ende todo tu cuerpo, experimenta sensaciones placenteras y bastante beneficiosas para la salud física y mental. Pero fuera de todo este rollo científico, no creo que haya nadie con edad adulta que no haya visto pornografía en su vida, por mucho que después diga que no le gusta; de hecho, esa es la prueba de que la ha visto, al menos, una vez, ¿no es así?

Disfrutar en casa viendo montones de coños

A menos que seas homosexual, seguro que ya has experimentado el gusto que da llevarte horas viendo toda clase de coños abiertos mientras navegas por internet. Allí, la oferta no tiene límites, y si los tiene yo aún no los he encontrado; y por si fuera poco, de forma gratuita, aunque también puedes encontrar múltiples opciones de pago si quieres acceder a otros servicios más exclusivos o especializados. Y lo mejor, los tienes para todos los gustos: potorros negros, chochos peludos, chicas eyaculando… vamos, todo un catálogo con estas y todas las demás categorías que se te ocurran.

El que no ve un coño desnudo por internet, es porque no quiere, eso es así (si me apuráis, lo difícil es no verlo, jeje).

Los incestos, una de las tendencias del momento

Pues sí, parece que el incesto porno está de rabiosa actualidad, y es que se ve que nos va bastante el morbo de saber que dos que están dándole al tema son además familiares en mayor o menor grado. Claro, la mayoría de nosotros no seríamos capaces de llevar una acción así a cabo, aunque sea una de nuestras fantasías eróticas, ya sea por pudor, por ética o a saber por qué otra razón; pero nos pone mucho ver cómo los actores porno lo hacen todo el rato, libres de ataduras y, claro, sabiendo que es todo una pantomima y en realidad no los une ningún lazo ni de sangre ni familiar.

Entonces, ¿por qué este tipo de prácticas están teniendo tanto éxito, recibiendo miles de visitas a diario en cualquier sitio web porno? Compramos la moto y pensamos que esa vieja es en realidad la abuela del jovencito, que esa madurita es la madrastra del maromo de turno, y que esa chica tan guarra es la hermana carnal o la hermanastra del salido que se la tira a escondidas del resto de la familia. Objetivamente, sabemos que no es cierto; y por dentro admiramos y envidiamos que pudiera ser así, mientras nosotros, simples mortales llenos de prejuicios, nunca estaríamos preparados para tirarle los tejos ni siquiera a una prima lejana. ¿Puede que los videos de incesto tengan tanto éxito gracias a nuestros deseos reprimidos? Podría ser si lo pensais un poco.

Y de cualquier forma, ¿habéis tenido alguna experiencia con el sexo familiar, aunque sea con un pariente lejano o político? Yo no he tenido esa suerte, pero me gustaría saber qué siente quien lo ha practicado, y si en verdad da tanto gusto el vivirlo en propia carne como imaginarlo mientras lo ves en una pantalla.